22 de julio de 2010

La Habitación 101

La habitación 101 es una habitación ficticia, dentro del también artificial Ministerio del Amor, ambos descriptos en la novela 1984 de George Orwell.

Se trata de un espacio de tortura, donde los sospechosos son sometidos a aquello que les causa más terror. En el caso de Winston Smith, personaje central de la novela, son las ratas. La tortura se lleva a cabo mediante la utilización de una jaula llena de ratas hambrientas. La jaula está construida para adaptarse a la cabeza de la víctima, como una máscara. Mediante unos resortes se puede dar paso a las roedores para que le devoren el rostro.
Esta tortura la conoció Orwell en Barcelona, en su estadía en la ciudad durante la Guerra Civil. A este tipo de suplicio se lo denominaba checa o cheka. Era una instalación que utilizaban los milicianos del bando republicano para detener, interrogar, torturar y juzgar.

La habitación 101 se utilizaba para destruir en la mente de cada persona aquello que le impide amar al Gran Hermano (personaje de la novela de George Orwell 1984) o también terminar con un amor más grande que el profesado a este protagonista. Al aplicar al torturado su mayor miedo, se le da la posibilidad de evitarlo proyectándolo sobre lo que más quiere y haciendo así desaparecer el sentimiento peligroso.

No hay comentarios: