30 de junio de 2009

"Arrebato de una amiga" por Dana

A continuación, observarán un poema que envió Dana, en donde hace alusión a lo vivido aquella trágica noche del 30 de diciembre de 2004 en Cromagnon.

Me desperté una mañana y me senté en la cama.
Al recordar todo aquello, me visitaron las lágrimas.
Han pasado ya tres años, jamás lo perdonaré.
Recordar esa caída...
esa mirada de adiós...
una amiga que se iba.

El humo se marchó dejándote en la agonía,
te pedí que no hablaras y me dijiste que no.
Si en ese momento no hablabas, no decias lo que querías.
Jamás los tuyos sabrían en realidad lo que sentías.
Y dijiste:"amiga fuiste lo mejor que tuve".

Acercándote a mi pecho, manchadas mis manos con la sangre de tu vida
te pedí llorando a gritos: "¡No te mueras todavía!"
Guiñaste un ojo con miedo a perder todo en un momento
y me pediste lagrimeando que no llore por tu vida.

Se escuchaban las sirenas y se veian las luces...
La ambulancia ya venía
Me dijiste: "Yo los quiero... no se olviden de mi"
Te respondí con más miedo: "Vos... no te vas a morir".

Te llevaron, y fui con vos viendo tus ojos cerrados,
mientras el doctor asustado
decía como una vieja costumbre:
"Ya fallecio"

A 4 años y medio, JUSTICIA


El Silencio de La Libertad no puede pasar por alto un grito de JUSTICIA ante la peor tragedia de Argentina, en la que murieron 194 personas, a causa de la "maldita corrupción", el 30 de diciembre de 2004. El pasado viernes 26 de junio terminó el juicio y el 19 de agosto a las 15 hs. se dictará la sentencia.
Los principales imputados son el ex gerenciador Omar Chabán, su empleado Raúl Villarreal, y los siete miembros de Callejeros junto a su manager Diego Argarañaz, quienes llegaron a juicio culpados de "estrago doloso seguido de muerte" y "cohecho activo". A estos 12 imputados se les suma los tres ex funcionarios y el ex comisario Miguel Angel Belay y el ex subcomisario Carlos Díaz de la comisaría séptima, acusados en la instrucción de la causa de "cohecho pasivo" (cobro de coimas).
Este martes 30, se cumplen 4 años y medio de ausencia, dolor y tristeza porque 194 jóvenes llenos de vida, con miles de sueños y un futuro promisorio fueron arrancados de esta tierra, así como también de las vidas de familiares y amigos. Hoy, son ángeles que guían a cada uno de sus seres queridos en el planeta.
Han pasado 54 meses de lucha, con la presencia en las calles y con todo tipo de actividades para que Cromagnon y la muerte evitable de los pibes no haya sido en vano y no quede en el olvido de toda esta sociedad.
A continuación, podrán leer la carta de una madre, llamada Cristina, que perdió a su hijo, Nico, aquella noche:
“Hijo, mi pequeño, mi chiquitín, tan lejos de todo, y tan cerca de todos, Donde estás? Te busco en el rincón de los recuerdos, y te veo sonriéndome, mirándome con tus enormes ojos que se abrían más grande cuando hablabas.
Profundos como el mar. En ellos me dormía. En ellos me duermo, mirándolos desde una fotografía que me acompaña en las noches de desconsuelo. Dónde te encuentro? Te busco... Y te encuentro hecho bebé, con tu piecito enyesado, con tus berrinches y con tus primeros “mamá”. Devorando tu primer puré y pidiendo siempre más. Te acuno entre mis brazos y en ellos te quedás dormido. Baño tu cuerpito, peino tu cabello y mis dedos se quedan perdidos en una caricia eterna.
El tiempo pasa tan velozmente que ya empezás a jugar con tus autitos miniatura “Micro Machine” y con tus arquitos de papel. Llegan los primeros palotes, las primeras letras... MAMÁ, PAPÁ , NICO… Las tortas para tus cumpleaños, hechas con mis manos, tus héroes favoritos plasmados en ellas y tus ojos, siempre tus ojos… sorprendido, feliz… Te sigo buscando.
Te encuentro ya adolescente, dando tus primeros pasos en la secundaria. Con mis miedos, podrás? Una y mil veces me lo pregunto. Cómo te recibirán tus compañeros por ser diferente a ellos, especial… en todo sentido. La alegría reflejada en tu rostro al ser uno más de ellos y tus ojos, siempre tus ojos… inolvidables. Esa luz en tu mirada… Eterna.
Recorro los recuerdos uno a uno y te veo ensimismado en tus tareas escolares, siempre preguntándole a tu hermana: "Nico, no sé, dejáme estudiar!!!" y él: "má, ayudáme vos porque esta gorda trola no sabe más que de Medicina!!!". Qué momentos!!!... si uno pudiera volver atrás y vivirlos nuevamente, los viviría de la misma manera, sin cambiar nada.
Y tus ojos…. Siempre pícaros, siempre cómplices. “El autor intelectual” te decíamos, de todas las picardías o líos que querías hacer. Y los hacías, para eso estaba tu cómplice, tu hermano. Siempre juntos, siempre ideando algo.
Pero tus ojos también brillantes, tratando que las lágrimas no cayeran cuando terminaste la facultad, porque terminabas una etapa y dejabas amigos. Plasmada esa tristeza en tu última fotografía, el 20 de diciembre de 2004, diez días antes de la terrible tragedia que te arrancó de mi vida, de la vida de todos. Te sigo buscando. Pero el escenario es distinto. Te busco en la calle, entre tanta gente, entre tanto descontrol. Me digo a mi misma: Nico está bien, Nico está bien…
Nico tiene que estar bien!!! No te encuentro. Todos los rostros son iguales. Busco tu remera de Platense, busco tu jean gastado, busco tus topper, busco tu flequillo rollinga. Camino, corro, voy, vengo, llamo por teléfono a casa. Vuelvo a correr. Empiezo a recorrer uno a uno los hospitales junto a tu papá. Nos separamos. Sigo buscando. Seguimos buscando. Dónde estás?
Y llega la llamada… Y papá me dice que te fuiste. A dónde? Ya no veo nada, entre el tumulto de personas, me abro paso corriendo y pienso:"No es verdad… No es posible…. Nico, no!!!"
Estoy sola. No me importa. Quiero verte. Quiero tenerte. Quiero abrazarte aunque no estés acá. Y tus ojos. La última mirada que me regalaste cuando te dejé en la estación de servicio. La llevo dentro mío. No puedo olvidarla. No quiero olvidarla. El dolor me atravieza el vientre como si fuera una puñalada. Caigo sobre el asiento del auto y lloro. Ahí me quedo, no sé por cuanto tiempo, llorando, gimiendode dolor.
No escucho a nadie, ni me interesa, solo sigo diciendo: Nico… no!!!!!
Te encuentro. Te vuelvo a ver, primero en una fotografía en computadora.Y tus ojitos?. Están cerrados!!!! Igual quiero verte. Me llevan. Y te veo. Estás durmiendo, Nikito!!!! Como dormías en casa!!!. Te toco, te acaricio, te beso, peino tu flequillo, me aferro a vos, no quiero dejarte. Te vuelvo a besar, a acariciar. Y tus ojos no me miran. Pienso: "ya se despertará!!!Nico… No!!!! Mi Nico, no…!!!".
No quiero dejarte. Cuándo te volveré a ver? Pasan dos días y todavía no te tengo. Se acerca el momento de la despedida. Me aferro a un retrato tuyo y voy a tu encuentro. Hay más de cien personas. No veo a nadie. Solo veo banderas marrones y blancas por doquier. Te tengo. A solas, para mí, por un rato. Te miro, tus ojos siguen cerrados. Estás dormido, con tanta paz en tu rostro. Si pudiera despertarte, si tan solo tus ojos se abrieran nuevamente, qué daría por que fueras vos el que me mirara desde este lugar?... la vida misma!!!
Te toco, te siento, te acaricio, te beso, no quiero dejarte, pero ya es hora de partir. Se hace tarde. Tarde para qué? No entiendo. Solo pienso: "Nico, mi Nico, no!!!"... Tus ojos mi vida, tus bellos y profundos ojos!!! Tus ojos brillando en la noche. Tu eterna mirada alumbrando mi vida.Tus ojos, Nico!!!Ah… tus ojos, Nico, miro por tus eternos ojos!!!"
JUSTICIA POR LOS SUEÑOS QUE SE HUNDIERON ALLÁ
CROMAGNON "NUNCA MÁS".
"Brindo hoy por los amigos que ya no están"

5 de junio de 2009

El Muro

Un muro y banderas grafitis que se impregnan en sus paredes. Aquellas que salen desde el fondo del corazón, que intentan expresar algo. Esas que El Indio quiere ver "ondeando luzca el sol o no".
Sin embargo, el paredón que vemos en la foto es antónimo de libertad. Nos marca un límite: "Hasta acá llegaste". Y me pregunto ¿cuántas veces tenemos una pared en nuestra vida que no nos permite avanzar al siguiente nivel? La respuesta: muchas.
Si, los muros no nos dejan proseguir en el camino de la vida. Por ejemplo, en este caso, no puedo ver el Hogar de Ancianos San Martín si no me trepo por encima de él. Ahi está el trabajo, seguramente, y consiste en escalarlo, recorriendo todas sus partes hasta llegar a la cima. O bien, nos podemos revolucionar y derribarlo.
Creo que este último punto es el sinónimo mas exacto de rebeldía: Revolución.

¿Te revolucionaste alguna vez?
¿Qué muros te impiden seguir?

2 de junio de 2009

43 años de ROCK NACIONAL

¿Qué es el rock nacional?
El rock nacional es un género musical bastante amplio, aplicado a cualquier variedad de rock, punk y heavy metal argentino, entre otros estilos musicales. Comenzó a interpretarse en la segunda mitad de los años ´60.

La primera canción y el inicio
Para algunos, la primer canción que da pie a este movimiento es "La Balsa", compuesta por Los Gatos. Quiero aclarar que esto no es así. El 2 de junio de 1966 es considerada como la fecha de la primera grabación de rock argento: en los estudios CBS, los Beatniks registran "Rebelde" y "No finjas más", su único simple, del cual se editaron 600 copias y se vendieron 200. En esta época comenzó a formarse el género musical denominado "rock nacional", cuando varios grupos del under empezaron a componer canciones en español sobre los temas que preocupaban a los jóvenes de ese momento. Se trataba de un momento en que los militares bloqueaban sistemáticamente cualquier intento democrático.
Durante las primeras decádas, los grupos locales se dedicaban a cantar en español y en inglés canciones de rock and roll, propias o covers de éxitos internacionales, pero sin adquirir una identidad musical propia.
El primer lugar
La Cueva fue el primer lugar donde se gestó el movimiento. De allí salieron grandes figuras de la música como Lito Nebbia, José Alberto Iglesias ("Tanguito"), Alejandro Medina, Moris, Miguel Abuelo, Javier Martinez, "Pajarito Zaguri" y Carlos Mellino. El local se ubicaba sobre la avenida Pueyrredón y según afirman, era un diminuto sótano, sucio y mal ventilado.

Reflexión y primeros pasos
Hoy, el país debería detenerse a escuchar una canción de rock nacional, en homenaje a las grandes personalidades que aportó el género. Es más, debería ser feriado también y que todas las bandas den un concierto gratuito al aire libre. ¿Se imaginan a Charly tocando en plaza Francia, mientras que en Plaza Devoto toca Luis Alberto Spinetta? Habría que separarse en dos o repartirse los tiempos para estar en un lugar y en otro. ¿O por qué no, los dos juntos otra vez? Los dos pilares más grandes de esta música aún siguen vivos y resulta un honor que lo puedan descubrir las nuevas generaciones.
Por otra parte, ¿qué sería del presente si no hubiese existido este lugar, así como también esa primer canción de los Beatniks?Seguramente, se hubiese escrito de otra forma estas páginas que intento dar a conocer. Pero el destino estaba prefijado en aquella columna de Capital Federal y los cimientos comenzaron a fortalecerse, desde aquel día, para dar los frutos más espléndidos. Sin nada que envidiarle a los de afuera, aparecieron grandes solistas y bandas como Vox Dei, Color Humano, Arco Iris, La Cofradía de La Flor Solar, Crucis, Almendra, Los Gatos, Caballo Vapor, Billy Bond y La Pesada del Rock and Roll, Sui Generis, Manal, Pescado Rabioso, La Máquina de Hacer Pájaros, PorSuiGieco, Orions Beethoven, Pappo´s Blues, Alma y Vida, Pedro y Pablo, Aquelarre y podría estar escribiendo horas y horas acerca de la primera generación.

El comienzo del "rock del país"
Desde el under platense, unos locos bohemios venían haciendo de la suya, repartiendo los famosos "redonditos de ricota" al público y transgrediendo barreras con shows en los que había teatro under, monólogos, shows de mujeres desnudas y rock. Si, era Patricio Rey que, desde bien abajo, venía gestando lo que sería la mejor banda nacional de todos los tiempos. Claro que todo llevo un proceso para lograrlo, pero a partir de la década del ´80 darían un salto inmenso a la popularidad y, posteriormente, su éxito inexplicable moviendo miles y miles de masas en donde tocaran.

Comienzo de una nueva era
A fines de los ´70 y principios de los ´80, aparecieron otra gran cantidad de bandas, así como también muchos retornaban del exilio, debido a las persecusiones que tuvieron durante la última dictadura militar (1976-1983). Virus (formada en 1979 con sonidos new wave y synthpop), Los Violadores (primer banda de punk rock), Sumo (que trajo los primeros ritmos de reggae a la Argentina), V8 (considerada, para algunos, como la primera banda de metal, aunque en los ´70 también estaba Pappo que venía promoviendo este género), Soda Stereo, Los Abuelos de La Nada, Suéter, Don Cornelio y La Zona, Serú Girán (una de las mejores bandas del rock nacional, imponiendo lo sinfónico dentro del género, compuesta por Moro, Charly García, Aznar y Lebón), Los Enanitos Verdes, Los Twist, Viudas e Hijas del Rock And Roll , Riff (banda de Pappo), La Torre y Rata Blanca, entre otros. También surgían nuevos ritmos dentro del rock como el ska de la mano de Los Fabulosos Cadillacs o el denominado "rock fiestero" a cargo de Los Auténticos Decadentes.

Esta breve reseña histórica, que abarca hasta la década del '80, intenta dar al lector un breve acercamiento a lo que fue el comienzo de una etapa musical vigente hasta el día de hoy. Si bien, el género, desde mi punto de vista, está en deterioro, algunas bandas marcan nuevos estilos y otras tratan, intentan recuperar la esencia mística del verdadero rock and roll. Pero no podemos olvidarnos de aquellos grandes monstruos que armaron la movida e impulsaron una nueva ideología, que se venía gestando en todo el mundo. Muchos músicos internacionales, como Roger Waters (Pink Floyd), afirmaron que Argentina no tenía nada que envidiar, al estilo internacional, en cuanto a lo musical.

No podemos pasar por alto a aquellos GRANDES y a los demás que aportaron su semilla, dentro de la música nacional, y ya no están: Tanguito, Luca Prodan, Miguel Abuelo, Federico Moura, El Colorado Roth, Pappo, Korneta Suárez, Oscar Moro, María Gabriela Epumer, Ricky Espinosa, Ariel Caldara, Alejandro de Michelle, Julián Infante, Polo Corbella, Jorge Pinchevsky, Osvaldo Civile, Diana Nylon, Danais Winnycka, Lalo de los Santos, Alejandro Sokol y Eduardo Rogatti. También cabe hacer una mención especial a Walter Bulacio (asesinado por la policía, luego de un recital de Los Redondos en Obras del 91) y a los 194 ángeles de Cromagnon (víctimas de la corrupción del país)

En resumidas cuentas, después de 43 años de historia, muchos músicos ilustres han desaparecido por culpa de la droga, el suicidio y los accidentes (muy pocos por muerte natural), dejando en muchos casos una huella imborrable para las generaciones futuras.

Desde "Del Gemido de un Gorrión", ROCK NACIONAL
... FELIZ CUMPLEAÑOS!!!