7 de enero de 2009

El Gran Artaud


El Teatro y su Doble fue el primer gran aporte teórico de Antonin Artaud al teatro, en 1938. Una de las obras más grandes surgidas durante el siglo xx. Destacados directores de escena, como el inglés Peter Brook, han llevado a la práctica algunos de sus aspectos, como por ejemplo " La Teoría de la Crueldad". Se trata de un predominio del lenguaje físico y gestual, así como también el abandono del "teatro psicológico".

Artaud intentó eliminar cualquier límite entre la vida y la obra de un hombre, criterio que extiende a su producción creativa: poesía, cine, dibujo y pintura.
Su insurrección se dirige contra todo pensamiento que intente ocultar las verdaderas causas del dolor humano. Su vida es un escándalo de desesperación. Su arte, un intento escandaloso por suprimir las causas de su desesperación. Su poesía no quiere explicar nada. Su teatro no pretende representar nada. Su obra es un gran ejercicio de "lucidez". Lúcido es quien puede ver la otra realidad posible. Y para ser lúcido se debe ser "cruel". La crueldad no implica simple destrucción, sino rigor y determinación en lo que se vive y en lo que se crea. Aunque haya que jugarse el propio cuerpo. Aunque el precio sea la locura o la muerte.

Artaud era una persona que pensaba que los límites sólo existen para ser transgredidos. Su obra no invita a una lectura o a un pensamiento, sino a un acto de transgresión. Quienes estén dispuesto a ello, pueden acercarse a sus escritos.

Ni la enfermedad que padeció de niño (trastornos nerviosos, tartamudeo e intensos dolores de cabeza), ni su adicción a las drogas, ni los tratamientos de rehabilitación, ni nueve años de internaciones en varios manicomios, ni los electroshocks a los que fue sometido, impidieron que Antonin Artaud se transformara para todos los movimientos de vanguardia en "el artista de la rebelión total".
El solista Luis Alberto Spinetta lo homenajeó en 1973, al titular su disco "Artaud". Según la revista Rolling Stones, este es el mejor albúm de rock nacional de todos los tiempos.

"Jugarse todo en cada escena".

1 comentario:

Martin dijo...

Muy bueno el blog!