30 de enero de 2016

Sentimientos apresurados

Una vez más, salí a encontrarte entre las calles.
Caminé entre la masa social en busca de tu presencia.
Por momentos creí verte, pero sólo era un engaño de mi mente, que entre tanta gente pretendió dibujarte en alguna transeúnte de la ciudad.

No supe frenar la moto a tiempo y me estampé contra la maleza de la confusión. En el incidente, la ilusión se quebrantó junto a la brújula que creí hallar en tus ojos.

Recordé que la decepción sólo acierta su respuesta en la idealización.
Me pregunté dónde esconder la emoción que me provocó tu aparición, donde cualquier pieza ponía en jaque a la reina de mi soledad.

Pensé en incinerar mis impulsivos sentimientos de una buena vez, aunque olvidé cómo encender la mecha sin la ayuda de mis manos, completamente quemadas por el fuego del desamor.

Definitivamente, decidí enterrar los sueños del presente para que la lluvia los haga crecer algún día.

Ahora debo empacar, no detener mi viaje y despojarte del hábitat que te creé en mi cabeza.
No soy descortés, pero tengo que apresurar mi salida o de lo contrario voy a enloquecerme, amándote una vez más en silencio.

Escrito en junio de 2014, predicción que anticipó mi comienzo de 2016.

4 comentarios:

Imaginario Producciones dijo...

Gracias por tus palabras. Me llevan a pensar y a sentir que sigo haciéndome el ciego.

Valèrie dijo...

Buenas noches Ronko,
En primer lugar, quiero agradecerte por el bellísimo comentario que dejaste hace un tiempito en mi blog. La verdad es que al leerlo casi se me caen las lágrimas, y lo mismo me ocurrió recién al releerlo por segunda vez. No puedo hallar la forma de retomar la escritura con la cotidianeidad con la que lo hacía antaño, y eso me angustia terriblemente. Supongo que en parte se debe a que ya no me tengo confianza, y es por eso que tus palabras me motivaron muchísimo y me hicieron realmente muy bien.
Noto muchas similitudes entre este último post de tu blog y el que comentaste del mío. En ambos está presente la idea de "soltar", de dejar ir para no enloquecer...
¿Por qué ya no publicás? Es un placer leerte, así que espero que retomes este pequeño rinconcito virtual para seguir compartiendo pensamientos, sentimientos y reflexiones.
Te mando un fuerte abrazo! y repito: MUCHÍSIMAS GRACIAS POR TUS PALABRAS.

yere silvero dijo...

Me encantó este blog, que lastima su autor no esta publicando mas. Un placer leerlo.

Ronko dijo...

Muchas gracias, Yere Silvero.