30 de junio de 2009

A 4 años y medio, JUSTICIA


El Silencio de La Libertad no puede pasar por alto un grito de JUSTICIA ante la peor tragedia de Argentina, en la que murieron 194 personas, a causa de la "maldita corrupción", el 30 de diciembre de 2004. El pasado viernes 26 de junio terminó el juicio y el 19 de agosto a las 15 hs. se dictará la sentencia.
Los principales imputados son el ex gerenciador Omar Chabán, su empleado Raúl Villarreal, y los siete miembros de Callejeros junto a su manager Diego Argarañaz, quienes llegaron a juicio culpados de "estrago doloso seguido de muerte" y "cohecho activo". A estos 12 imputados se les suma los tres ex funcionarios y el ex comisario Miguel Angel Belay y el ex subcomisario Carlos Díaz de la comisaría séptima, acusados en la instrucción de la causa de "cohecho pasivo" (cobro de coimas).
Este martes 30, se cumplen 4 años y medio de ausencia, dolor y tristeza porque 194 jóvenes llenos de vida, con miles de sueños y un futuro promisorio fueron arrancados de esta tierra, así como también de las vidas de familiares y amigos. Hoy, son ángeles que guían a cada uno de sus seres queridos en el planeta.
Han pasado 54 meses de lucha, con la presencia en las calles y con todo tipo de actividades para que Cromagnon y la muerte evitable de los pibes no haya sido en vano y no quede en el olvido de toda esta sociedad.
A continuación, podrán leer la carta de una madre, llamada Cristina, que perdió a su hijo, Nico, aquella noche:
“Hijo, mi pequeño, mi chiquitín, tan lejos de todo, y tan cerca de todos, Donde estás? Te busco en el rincón de los recuerdos, y te veo sonriéndome, mirándome con tus enormes ojos que se abrían más grande cuando hablabas.
Profundos como el mar. En ellos me dormía. En ellos me duermo, mirándolos desde una fotografía que me acompaña en las noches de desconsuelo. Dónde te encuentro? Te busco... Y te encuentro hecho bebé, con tu piecito enyesado, con tus berrinches y con tus primeros “mamá”. Devorando tu primer puré y pidiendo siempre más. Te acuno entre mis brazos y en ellos te quedás dormido. Baño tu cuerpito, peino tu cabello y mis dedos se quedan perdidos en una caricia eterna.
El tiempo pasa tan velozmente que ya empezás a jugar con tus autitos miniatura “Micro Machine” y con tus arquitos de papel. Llegan los primeros palotes, las primeras letras... MAMÁ, PAPÁ , NICO… Las tortas para tus cumpleaños, hechas con mis manos, tus héroes favoritos plasmados en ellas y tus ojos, siempre tus ojos… sorprendido, feliz… Te sigo buscando.
Te encuentro ya adolescente, dando tus primeros pasos en la secundaria. Con mis miedos, podrás? Una y mil veces me lo pregunto. Cómo te recibirán tus compañeros por ser diferente a ellos, especial… en todo sentido. La alegría reflejada en tu rostro al ser uno más de ellos y tus ojos, siempre tus ojos… inolvidables. Esa luz en tu mirada… Eterna.
Recorro los recuerdos uno a uno y te veo ensimismado en tus tareas escolares, siempre preguntándole a tu hermana: "Nico, no sé, dejáme estudiar!!!" y él: "má, ayudáme vos porque esta gorda trola no sabe más que de Medicina!!!". Qué momentos!!!... si uno pudiera volver atrás y vivirlos nuevamente, los viviría de la misma manera, sin cambiar nada.
Y tus ojos…. Siempre pícaros, siempre cómplices. “El autor intelectual” te decíamos, de todas las picardías o líos que querías hacer. Y los hacías, para eso estaba tu cómplice, tu hermano. Siempre juntos, siempre ideando algo.
Pero tus ojos también brillantes, tratando que las lágrimas no cayeran cuando terminaste la facultad, porque terminabas una etapa y dejabas amigos. Plasmada esa tristeza en tu última fotografía, el 20 de diciembre de 2004, diez días antes de la terrible tragedia que te arrancó de mi vida, de la vida de todos. Te sigo buscando. Pero el escenario es distinto. Te busco en la calle, entre tanta gente, entre tanto descontrol. Me digo a mi misma: Nico está bien, Nico está bien…
Nico tiene que estar bien!!! No te encuentro. Todos los rostros son iguales. Busco tu remera de Platense, busco tu jean gastado, busco tus topper, busco tu flequillo rollinga. Camino, corro, voy, vengo, llamo por teléfono a casa. Vuelvo a correr. Empiezo a recorrer uno a uno los hospitales junto a tu papá. Nos separamos. Sigo buscando. Seguimos buscando. Dónde estás?
Y llega la llamada… Y papá me dice que te fuiste. A dónde? Ya no veo nada, entre el tumulto de personas, me abro paso corriendo y pienso:"No es verdad… No es posible…. Nico, no!!!"
Estoy sola. No me importa. Quiero verte. Quiero tenerte. Quiero abrazarte aunque no estés acá. Y tus ojos. La última mirada que me regalaste cuando te dejé en la estación de servicio. La llevo dentro mío. No puedo olvidarla. No quiero olvidarla. El dolor me atravieza el vientre como si fuera una puñalada. Caigo sobre el asiento del auto y lloro. Ahí me quedo, no sé por cuanto tiempo, llorando, gimiendode dolor.
No escucho a nadie, ni me interesa, solo sigo diciendo: Nico… no!!!!!
Te encuentro. Te vuelvo a ver, primero en una fotografía en computadora.Y tus ojitos?. Están cerrados!!!! Igual quiero verte. Me llevan. Y te veo. Estás durmiendo, Nikito!!!! Como dormías en casa!!!. Te toco, te acaricio, te beso, peino tu flequillo, me aferro a vos, no quiero dejarte. Te vuelvo a besar, a acariciar. Y tus ojos no me miran. Pienso: "ya se despertará!!!Nico… No!!!! Mi Nico, no…!!!".
No quiero dejarte. Cuándo te volveré a ver? Pasan dos días y todavía no te tengo. Se acerca el momento de la despedida. Me aferro a un retrato tuyo y voy a tu encuentro. Hay más de cien personas. No veo a nadie. Solo veo banderas marrones y blancas por doquier. Te tengo. A solas, para mí, por un rato. Te miro, tus ojos siguen cerrados. Estás dormido, con tanta paz en tu rostro. Si pudiera despertarte, si tan solo tus ojos se abrieran nuevamente, qué daría por que fueras vos el que me mirara desde este lugar?... la vida misma!!!
Te toco, te siento, te acaricio, te beso, no quiero dejarte, pero ya es hora de partir. Se hace tarde. Tarde para qué? No entiendo. Solo pienso: "Nico, mi Nico, no!!!"... Tus ojos mi vida, tus bellos y profundos ojos!!! Tus ojos brillando en la noche. Tu eterna mirada alumbrando mi vida.Tus ojos, Nico!!!Ah… tus ojos, Nico, miro por tus eternos ojos!!!"
JUSTICIA POR LOS SUEÑOS QUE SE HUNDIERON ALLÁ
CROMAGNON "NUNCA MÁS".
"Brindo hoy por los amigos que ya no están"

No hay comentarios: